Lo que el voley nos dejó (Capítulo I)

Por: Agustín Casa


A mediados de 2010 nació un plan deportivo diferente a los demás. La Secretaria de Deportes de la Provincia de Buenos Aires lanzó un proyecto social-deportivo profesional con el fin de promocionar la práctica del voley. Algo similar a lo que ocurre en provincias como Formosa y San Juan. En este caso, el gobierno bonaerense mimó una vez más a la ciudad de Mar del Plata y le otorgó el privilegio de disfrutar voleibol de primer nivel.

El equipo se formó a partir de un cuerpo técnico muy capaz y con jugadores experimentados, estrellas extranjeras y jóvenes talentos con un futuro enorme. El capitán Marcos Milinkovic fue el abanderado de un grupo compacto, dirigido por Waldo Kantor -reconocido por la Federación Internacional de Voleibol como uno de los mejores 25 jugadores en la historia de este deporte-. En la misma línea aparecen intérpretes internacionales de la talla de Ihosvany Hernández -fue capitán siete años del seleccionado cubano, el cual integró durante más de una década- y el brasileño André Radtke, ambos centrales con un imponente bloqueo. Sebastián Firpo -el creador de juego desde el armado-, Martín Meana – apellido que a esta altura es sinónimo de líbero-, Guillermo García y Gastón Giani -puntas-receptores- completaron la destacadísima formación titular.

También fue interesante la participación de jóvenes de la zona como el marplatense Tomás Layús y los vidalenses Rodrigo Ronda y Valentín Forastiero, para unir lazos rápidamente entre los ciudadanos y el conjunto “Naranja y negro”. Otros jóvenes valores fueron Enrique Laneri -el más grande entre los suplentes-, Juan Ignacio Finoli y Bruno Vinti. Todos, a su manera, aportaron lo suyo para cerrar positivamente la primera campaña del equipo en la primera división.

El Coloso de Parque Luro -estadio del Club Atlético Once Unidos- se convirtió en el coqueto escenario utilizado por el equipo para hacer las veces de local. Con entrada libre y gratuita durante toda la competencia, el público pudo formar parte del proyecto. Poco a poco, las gradas tomaron más color. El naranja y el negro empezaron a predominar en el paisaje. Y a cada encuentro se fueron sumando nuevos espectadores que se transformaron en hinchas. A tal punto, que en el último choque -caída 3-2 ante Bolívar- cerca de dos mil personas colmaron el estadio.

La exigente temporada comenzó, al menos para Buenos Aires Unidos -antes los cuatro mejores de la temporada anterior disputaron la Copa Master-, con la Copa ACLAV. El conjunto dirigido por Waldo Kantor pasó caminando la fase regular, que compartía con Gigantes del Sur y Chubut Volley. Sólo cedió un set ante los chubutenses. En el cuadrangular final, celebrado en la localidad bonaerense de San Fernando, cayó 3-1 frente a La Unión de Formosa y superó por el mismo marcador a UPCN de San Juan, para finalizar en el tercer lugar, en su primera participación oficial.

Luego, la atención se centró en la liga. Buenos Aires Unidos realizó un papel muy sólido durante la primera parte del certamen, forjado con aquél importantísimo debut y  triunfo 3-2 en la casa del campeón. El peso específico de sus figuras formó un duro escollo para los adversarios. Tal fue así que, el equipo impulsado por la Secretaría de Deportes provincial encaró el receso -por fechas festivas- invicto con nueves triunfos en igual cantidad de presentaciones.

Al regreso a la actividad, el conjunto marplatense afrontó cuatro partidos de visitante. Mostró gran actitud para ganar en tres canchas complicadas – los tres en tie break- contra Instituto Dr. Carlos Pellegrini de Tucumán, UPCN de San Juan y Sarmiento Santana Textiles de Chaco. Y perdió uno, ante La Unión de Formosa –el gran verdugo- en sets corridos. En ese momento los sanjuaninos fueron más contundentes y se cortaron en la punta. Más aún, con la sorpresiva derrota de Buenos Aires Unidos, en su casa, 1-3 frente SOS Villa María. Sin embargo, nunca le perdieron pisada a los conducidos por Fabián Armoa.

Mientras tanto, la liga presentó otro “parate”. Esta vez para la celebración del Torneo Súper 8. El Coloso de Parque Luro fue la sede del mismo. Los locales desplegaron su mejor juego, con una importante participación de los jóvenes, y se quedaron con el título ante su gente luego de vencer a Drean Bolívar 3-0 en el choque decisivo.

La envión anímica de su primer logro derivó en un gran cierre de la fase regular. Con sólo una fecha por disputarse, Buenos Aires contaba con la posibilidad de arrebatarle el nº1 a UPCN. Y así fue. Los de Kantor volvieron a ganarle 3-0 al tetracampeón y los sanjuaninos especularon y cedieron dos parciales en Tucumán, para justamente evitar un hipotético cruce con los bolivarenses en semifinales.

Buenos Aires Unidos clasificó a los play offs como el mejor ubicado. Con misma cantidad de unidades que UPCN (52 pts), pero con el mejor récord: 19 triunfos y 3 derrotas. Su rival en los cuartos de final fue el laborioso PSM Voley. Los santafesinos exigieron más de la cuenta en Mar del Plata, cotejos en los que se llevaron el primer “chico”, pero lógicamente perdieron 3-1 en ambas ocasiones. Y en el Gimnasio del Club Paraná (Puerto General San Martín), como lo exigía la cita, los de Kantor no dejaron jugar a su oponente y cerraron la serie con un contundente 3-0.

El destino volvió a cruzar en el camino a Buenos Aires Unidos y Drean Bolívar, en un cruce picante, por ciertos “rencores” entre los protagonistas que crearon un clima de “clásico” en las tribunas. “El Celeste” empezó mejor con un 3-2 en Mar del Plata. Buenos Aires Unidos, al igual que cada vez que se sintió exigido, reaccionó e igualó con un cómodo 3-0. En el República de Venezuela, la visita puso a Bolívar en jaque, tras un gran triunfo  3-1. Pero “Las Águilas” no bajaron las alas. Demostraron la jerarquía de su plantel y justificaron por qué han ganado las últimas cuatro ligas –y repetirán nuevamente en esta oportunidad-. Se impusieron 3-0 en el cuarto juego y dieron el golpe con una histórica victoria 3-1 en el quinto partido en Once Unidos –en una de las series más apasionantes de los últimos años-.

Si bien el equipo realizó una gran campaña, el plantel concluyó con un sabor amargo su participación en la temporada 2010/2011. Drean Bolívar –rival al cual los marplatenses vencieron en seis de las nueve veces que se enfrentaron- frenó el sueño “naranja y negro”. Marcos Milinkovic, a puro corazón y garra, puso en riesgo el final de su carrera al jugar ese último cotejo con un pequeño desgarro en el tendón de su rodilla izquierda. El público local interpretó su esfuerzo y el de todos sus compañeros y reconoció al equipo de pie con aplausos.

El primer capítulo del proyecto Buenos Aires Unidos ha terminado. Con alegrías y tristezas. Con buenas y otras no tanto. Con logros y ¿fracasos? -quien escribe estas líneas no considera un fracaso la eliminación en semifinales en manos de Bolívar-. Con muchos puntos positivos que han alimentado este proyecto como la gran concurrencia al estadio en los play offs, el aumento de chicos/as que practican voley en la ciudad, la posibilidad de que se incrementen la cantidad de clubes que dicten clases de voleibol y el provecho que los jóvenes de la zona -y la provincia en general- pueden sacar de las clínicas brindadas por los profesionales que integran el plantel. Aún resta mucho trabajo. Pero es el camino indicado.

Esta historia continuará.

Anuncios

Se acabó la función

Por: Gabriel Sánchez.

Luego de varios meses de recorrer toda la Argentina, esta semana dio por finalizada la temporada del elenco que hizo furor en la ciudad de Mar del Plata. Buenos Aires Unidos triunfó en el escenario en el que se presentaba hasta que este martes concluyó su ilusión a “teatro lleno” tras caer derrotado frente al conjunto que viene siendo imparable a nivel nacional desde hace más de cuatro temporadas: Bolívar.

Marcos Milinkovic, Sebastián Firpo, Guillermo García, Gastón Giani, Martín Meana, el brasilero André Radtke y el cubano Ihosvani Hernández fueron los actores principales de esta obra que también tuvo a otros artistas que participaron de manera regular como Valentín Forastiero, Tomás Layus, Rodrigo Ronda, entre otros. Un grupo de trabajo comandado por el experimentado Waldo Kantor que desde un principio creo una ilusión de triunfo en el público.

Los objetivos al impulsarse esta idea por parte de la Secretaria de Deportes de la Provincia de Buenos Aires fueron la de llevar el voley a la ciudad de Mar del Plata para incentivar a los ciudadanos a practicar el deporte en los diferentes clubes que posee la ciudad, que se llene el estadio y que la localidad costera, al igual que en 1994 con Peñarol, tenga un equipo en la elite del voleibol argentino.

A partir del primer compromiso, la Copa ACLAV, el equipo demostró el poderío que poseía el nombre Buenos Aires Unidos. Quedó segundo detrás de los formoseños de La Unión con 1-3 en el resultado.

Cada noche que se prendía la luz del escenario se veían aún más personas que en la función anterior. Triunfaron durante un largo rato, en su ciudad y de visitante. Recién tres meses después del estreno en la casa del campeón Buenos Aires Unidos tuvo un traspié, fue nuevamente contra La Unión en el norte argentino -equipo verdugo en el cuadrangular final de la Copa ACLAV- y así los bonaerenses dejaron la punta de la tabla de posiciones. Pero el espectáculo debía continuar.

En el Coloso de Parque Luro se disputó el segundo torneo paralelo a la liga, el Torneo Súper 8 que reunió a los mejores ocho de la Argentina, entre ellos Buenos Aires Unidos que tras batallar en largos encuentros llegó al choque decisivo con el apoyo de casi dos mil espectadores frente a, ya su clásico rival, Bolivar. Sets corridos y primera consagración para el equipo.

Al final de la primera parte del año (fase regular), el plantel volvió a posicionarse  por encima de todos y por ello en caso de que en los playoffs llegará al quinto partido se jugaría en cancha propia.

En primer turno llegó Puerto San Martín Voley, octavo en la tabla general. Los dos encuentros de local se ganaron con el apoyo de una gran multitud que posteriormente viajaron hacia Santa Fe para continuar con el aliento. Nuevo triunfo y clasificación a las semifinales donde tuvo que enfrentar al rival que ningún jugador de Buenos Aires Unidos quería cruzarse: el representante argentino en el Mundial de Clubes, el equipo dirigido por el entrenador de la Selección Argentina (Javier Webber) y como si fuera poco el campeón en las últimas cuatro temporadas, el ya conocido Bolivar.

En la previa de las funciones, primeros dos encuentros  en Mar del Plata, se tuvo mucha fe en el equipo que hasta el comienzo de la serie no había perdido en toda la temporada en un total de cuatro partidos jugados entre ambos. Pero nada significó al momento de entrar al escenario principal del Coloso de Parque Luro.

Ambos ganaron un encuentro de local y otra de visitante que desembocó en un quinto partido en la “ciudad de los lobos marinos”.

Máxima ansiedad para lo que podía llegar a ser el último acto de la extensa temporada que realizó Buenos Aires Unidos. Fue tres uno y el campeón defensor accedió nuevamente a la definición del torneo para sorpresa de los más de 2000 espectadores que nuevamente colmaron el estadio.

Si bien a nivel deportivo de elite, el espectáculo concluyó en la última pelota del partido, Buenos Aires Unidos continúa dentro de Mar del Plata intensificando el contagio del voley a los chicos de la ciudad.

Fueron siete meses en donde se vieron protagonistas de primer nivel en todos los equipos que jugaron, el show fue único con el estadio colmado por familias apasionadas por el deporte. Cuando en la última presentación Filardi (jugador de Bolivar) bloqueó el remate de Giani y la pelota pegó en el piso el público se quedó paralizado en sus asientos pero inmediatamente volvieron a ponerse de pie para aplaudir lo brindado y con un grito silencioso exclamaron el ” otra, otra” para que en octubre vuelva a vibrar el voley de primer nivel en Mar del Plata.

Cierre del telón (por ahora).

Buenos Aires Unidos no pudo con el tetracampeón

Drean Bolívar se impuso 3-1 en el quinto juego de semifinales y, como de costumbre, protagonizará el choque decisivo. Culminó una gran temporada para el equipo impulsado por la Secretaría de Deportes bonaerense, en su primer año en la élite del voleibol nacional.

Por: Agustín Casa.

Foto: El bloqueo de Bolívar, la clave del triunfo en el quinto punto de la serie.

Buenos Aires Unidos cayó 3-1 frente a Drean Bolívar (25-27, 18-25, 25-18 y 19-25), en el quinto juego de semifinales, en el Coloso de Parque Luro,  y quedó eliminado al borde de la final en su primera temporada en la Liga Argentina de Voleibol. El máximo anotador del partido fue el opuesto Federico Pereyra (17 puntos). Con este triunfo, los dirigidos por Javier Weber accedieron a su quinta final consecutiva –son tetracampeones- y enfrentarán a UPCN de San Juan, que se impuso 3-2 en la llave contra La Unión de Formosa. Gran reconocimiento del público local al esfuerzo del conjunto “Naranja y negro”.

En una de las series más apasionantes de los últimos años en el voley casero, Buenos Aires Unidos y Drean Bolívar dieron muestras del buen nivel de la Liga Argentina. Luciano De Cecco, gran figura en el cuarto juego, no jugó en la visita por padecer cólico renal.  Aún así, con una baja importante, los bolivarenses entendieron cómo debían jugar el partido y demostraron por qué son los tetracampeones del certamen.

El comienzo del encuentro generó grandes expectativas en la parcialidad local  -cerca de dos mil espectadores colmaron el estadio de Once Unidos, incluidos un buen número de hinchas visitantes que ocuparon media cabecera-. Ishosvany Hernández anotó desde el bloqueo y luego con una gran definición de “primer tiempo” por encima del central Gabriel Arroyo (4-1). Un saque ganador del propio Arroyo, que complicó la recepción de Guillermo García (5-4), puso a los de Weber a tiro. En esos primeros instantes de partido ya se visualizaba que el capitán “Naranja y negro”, Marcos Milinkovic, sufría de molestias físicas –en su rodilla izquierda- y que no se encontraba al 100%, actitud que simboliza la garra y el amor propio del experimentado opuesto argentino.

Gastón Giani sorprendió desde segunda línea a Lucas Ocampo (8-5) y Guillermo García rompió el bloqueo (10-6) para ampliar la ventaja. Un acierto de Federico Pereyra, que adivinó y bloqueó un intento de Giani de superar “la defensa”  por arriba y un largo remate de André Radtke colocaron a Bolívar 11-10.  “Las Águilas” llegaron a la igualdad por intermedio de Javier Filardi, que golpeó la bola al hueco, por la paralela (14-14). Hernández concretó un ace –saque flotante- a un costado, al espacio vacío (16-14), de cara al segundo tiempo técnico del parcial. Pereyra disparó muy largo (18-15) y generó la reacción de Javier Weber, quien solicitó un “tiempo muerto”.  Milinkovic marcó su primer tanto de la noche por zona 2, fuerte y cruzado (20-17).

En la etapa de definición del set inicial, Drean Bolívar invirtió el protagonismo. Pero antes Giani metió un ace al fondo de la cancha, Ocampo y Pablo Meana la dejaron pasar al intuir erróneamente que esa pelota terminaría afuera (23-20). Weber utilizó su segundo tiempo y el equipo reaccionó. Con un efectivo bloqueo de Sebastián Solé sobre Garcia empató las acciones (23-23). Con un gran servicio de Pereyra, que Giani no pudo recepcionar cómodo, pasó al frente (23-24). Y lo definió Juan Martín Riganti, reemplazante de Luciano De Cecco, con un efectivo bloqueo sobre Milinkovic (25-27), tras contar con tres set balls.

El segundo capítulo lo dominó Drean Bolívar de principio a fin. En el local ingresó el vidalense Rodrigo Ronda en lugar de Milinkovic. Ocampo le pegó fuerte a la bola desde el saque, la misma volvió a terreno propio y Pereyra definió con dureza (2-5). García cometió dos errores consecutivos que permitieron al rival ampliar la brecha (4-10). A partir del bloqueo del brasileño André Radtke, Buenos Aires Unidos soñó con la remontada (11-13). Pero Pereyra puso las cosas en su lugar con un violento tiro al bloqueo (12-16). Arroyo bloqueó muy bien a Ronda en dos oportunidades (17-22) y (18-25) para poner a Drean Bolívar dos sets arriba.

En el tercero parcial, con la vuelta de Milinkovic a la cancha, Buenos Aires Unidos fue el equipo que trazó primero el camino. Ocampo bajó mucho su mano y su servicio quedó en la red (5-2). Hernández  generó con su saque flotante una mala recepción de Filardi (8-4). Más tarde, Sebastián Firpo también complicó a Filardi en recepción (11-6). Giani le pegó duro al bloqueo (14-8). Gran servicio del propio Giani, la capturó Hernández que definió por el centro y Ocampo intentó traerla pero el balón quedó corto (18-12). Justamente, el cubano Hernández fue el protagonista del cierre. Ejecutó dos excelentes bloqueos seguidos sobre Arroyo (24-17). Y liquidó por el centro (25-18).

Con la envión anímica del descuento en el tanteador, Buenos Aires Unidos arrancó mejor en el cuarto “chico”. Milinkovic por tres –marcó tres puntos de manera consecutiva- puso a su equipo 3-1. Sin embargo, el “Celeste” empardó rápidamente con ace de Ocampo, que cayó entre Giani y García. Y lo dio vuelta por la mínima gracias a Filardi (5-6), que le pegó duro al bloqueo.

Un oportuno saque de García se iba largo pero rebotó en los pies de Pereyra (10-9) y recuperó la ventaja el local. Los de Kantor duraron poco al frente porque Arroyo bloqueó a Giani (11-12) y cambió el desarrollo del parcial. Giani cometió una infracción al tocar la red al momento de rematar (17-20). Y Filardi lo cerró con un par de bloqueos sobre Milinkovic (19-25), situación del juego que fue determinante para el triunfo de los visitantes –Buenos Aires marcó 7 puntos desde esa vía contra 16 de Bolívar-.

Con este triunfo, Drean Bolívar –tetracampeón vigente- alcanzó su quinta final consecutiva. Buenos Aires Unidos, por su parte, dio que hablar durante el año con un excelente plantel, un gran mix entre jugadores experimentados y jóvenes talentos, que cumplió una muy buena tarea en su primera odisea en la elite del voleibol argentino: semifinales Copa ACLAV, campeón del Torneo Super 8 y semifinales de la Liga Argentina de Voleibol.

Se repite la final

UPCN de San Juan superó como local a La Unión de Formosa 3-1, en el quinto punto de la llave, con parciales de 25-22, 28-26, 20-25 y 25-13. De esta manera, sanjuaninos y bolivarenses reanimarán el choque decisivo de la temporada 2009/2010.  La serie final comienza el viernes en el estadio Aldo Cantoni (San Juan), a las 22. Televisa ESPN +.

Síntesis:

Buenos Aires Unidos 1

Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic, André Radtke, Ihosvany Hernández, Guillermo García, Gastón Giani y Martíne Meana (líbero).

DT: Waldo Kantor.

Ingresaron: Bruno Vinti, Rodrigo Ronda, Juan Ignacio Finoli, Enrique Laneri.

Drean Bolívar 3

Juan Martín Riganti, Federico Pereyra, Sebastián Solé, Gabriel Arroyo, Javier Filardi, Lucas Ocampo y Pablo Meana (líbero).

DT: Javier Weber.

Ingresaron: Iván Castellani, Badá,

Estadio: Once Unidos.

Arbitros: Gustavo Sánchez y Rolando Cholakian.

Parciales: 25-27, 18-25, 25-18 y 19-25.

Público: 2.000 espectadores.

Drean Bolívar igualó la serie “a lo campeón”

Buenos Aires Unidos jugó un partido irregular y cayó contundentemente en sets corridos frente a “Las Águilas” de Javier Weber, que alcanzaron un buen nivel. La llave se define el martes, en el Coloso de Parque Luro.

Por: Agustín Casa.

Foto: ACLAV. Pereyra remata duro al bloqueo.

Drean Bolívar reaccionó a tiempo y superó ampliamente a Buenos Aires Unidos Voley por 3-0, con parciales de 25-19, 25-20 y 25-22, en el estadio República de Venezuela, en sólo una hora y diez minutos, e igualó en dos la serie de semifinales de la Liga Argentina de Voleibol. El máximo anotador del encuentro fue Lucas Ocampo (17 puntos), mientras que, el hombre más destacado de la noche fue el armador local Luciano De Cecco. El pasaje a la final se define el martes, en Mar del Plata. Por otra parte, UPCN de San Juan y La Unión de Formosa, también jugarán 5º partido, en tierras sanjuaninas.

Con la serie 2-1 en favor de Buenos Aires Unidos, Drean Bolívar necesitaba mejorar su papel para estirar el choque a un hipotético 5º juego. Luego de perder un invicto de 23 partidos en play offs en casa el día jueves -ante el mismo rival-, los locales reaccionaron a tiempo.

El comienzo del set inicial fue parejo. Los marplatenses consiguieron una pequeña ventaja con un efectivo bloqueo del brasileño André Radtke (0-2). Pero rápidamente, Luciano De Cecco lo dio vuelta con un saque ganador, que generó un error de Guillermo García en recepción (3-2). Un ace del opuesto Federico Pereyra sobre la línea de fondo confirmó la diferencia mínima (7-5). Un ancho remate de Javier Filardi empató el parcial (7-7). La paridad en el marcador se mantuvo hasta la segunda mitad del capítulo. Luego, Bolívar se alejó.

Ocampo de segunda línea (16-13) marcó el primero de una buena seguidilla. Waldo Kantor utilizó el tiempo técnico y uno táctico para revertir la situación. Sin embargo, “Las Águilas” se afianzaron. Sebastián Solé bloqueó a Ihosvany Hernández por el centro (17-13). Filardi anotó un ace con ayuda de la red (19-14). Los errores en la visita aumentaron la diferencia y Pereyra fue el encargado de cerrar el set con un tiro fuerte al bloqueo, que se desvió y salió afuera (25-19).

El segundo episodio lo dominó Drean Bolívar desde el principio. Un Ace de Pereyra sobre línea de fondo (6-4) y un remate de Ocampo por zona 4 a la paralela (8-6) marcaron la tendencia.  Después, De Cecco sorprendió con una definición “de segunda” a Marcos Milinkovic (9-6) y Gabriel Arroyo interceptó la bola en lo alto y no perdonó (10-6). Parecía que Buenos Aires levantaba gracias a un certero bloqueo de Gastón Giani (12-10). Pero pronto Arroyo metió un saque ganador (14-10) y Pereyra fulminó por zona 2 al centro y al fondo de la cancha (16-11).

De Cecco confirmo los cinco puntos de ventaja, cuando interceptó un armado de Firpo y definió con carácter (20-15). Ocampo le pegó a la pelota fuerte al medio y puso al equipo “set ball” (25-16).  Buenos Aires emprendió una levantada con cuatro puntos consecutivos, pero no fue suficiente. Y Filardi definió el set desde el bloqueo (25-20).

Enrique Laneri entró desde el inicio del tercer parcial, en lugar de García,  y abrió el tanteador desde zona 2 (0-1). Drean Bolívar mantuvo la regularidad y con dos remates de Ocampo que rompieron el bloqueo se puso 4-1 . Milinkovic achicó la brecha con un duro disparo al bloqueo desde zona 2 (5-4). Ocampo -goleador de la noche con 17 puntos- aumentó la ventaja con tiro desde zona 5 que se desvió en Hernádez y terminó fuera del cuadrilátero de juego (8-5). Para colmo, el conjunto marplatense cometió una falta de rotación (9-5). Bolívar marchaba tranquilo, pero un largo remate de Ocampo (17-15) y una invasión en la jugada siguiente (17-16) pusieron a la visita a tiro. Weber solicitó un tiempo muerto y a la vuelta, Laneri igualó el set con un duro tiro al bloqueo (17-17). Luego, los locales volvieron a sacar ventaja y aprovecharon los errores del rival. De Cecco, figura del cotejo,  ejecutó dos bloqueos de gran importancia (19-17) y (20-18). Los de Kantor arañaron hasta el 22-21. Pero no pudieron con Bolívar  que tuvo consistencia y alcanzó el último tanto gracias al corto servicio del cubano Hernández que quedó en la red (25-22).

Con este resultado los bolivarenses igualaron la serie de semifinales en dos. Ahora, la llave se define en el quinto partido el martes, en el estadio de Once Unidos, a las 21.30.

La otra semi también tendrá 5º partido

La Unión de Formosa ganó sus dos partidos de local (estadio Cincuentenario) ante UPCN Voley de San Juan, contra todos los pronósticos. El sábado se impuso 3-1 con parciales de 20-25, 25-17, 25-22 y 25-22. El cruce, empatan 2-2,  también se definirá el martes, en el estadio Aldo Cantoni de San Juan.

Síntesis:

Drean Bolívar (3): Luciano De Cecco, Federico Pereyra, Gabriel Arroyo (capitán), Sebastián Solé, Javier Filardi, Lucas Ocampo y Pablo Meana (L).

DT: Javier Weber

Ingresaron: Iván Castellani.

Buenos Aires Unidos (0): Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic (capitán), Ihosvany Hernández, André Radtke, Guillermo García, Gastón Giani y Martín Meana (L).

DT: Waldo Kantor

Ingresaron: Valentín Forastiero; Enrique Laneri, Rodrigo Ronda, Juan Finoli, Tomás Layus.

Estadio: Complejo República de Venezuela – San Carlos de Bolívar (Buenos Aires)

Árbitros: R. Cabrera – K.René

Público: 1.200

Buenos Aires Unidos puso “en jaque” a Drean Bolívar

El equipo impulsado por la Secretaría de Deportes bonaerense obtuvo un importante triunfo 3-1 en la casa del campeón, le quitó un invicto de 23 partidos como local en play offs y lidera la serie de semifinales 2-1. Un triunfo depositará a los marplatenses en la instancia decisiva.

Por: Agustín Casa.

Foto: Milinkovic intratable. El opuesto fue el máximo anotador del cotejo con 27 puntos.

Buenos Aires Unidos jugó un gran encuentro, de menor a mayor, y superó al tetracampeón Drean Bolívar 3-1 (25-22, 22-25, 20-25 y 21-25), tras haber cedido el primer parcial, en su visita al estadio República de Venezuela, por el tercer juego de semifinales de la Liga Argentina de Vóleibol. El máximo anotador del  cotejo resultó Marcos Milinkovic con 27 puntos. El conjunto “Naranja y negro” lidera la serie 2-1. Primera derrota como local en play offs para el “Celeste” desde que dirije Weber. El cuarto choque se disputará el sábado en el mismo escenario.

Con la serie igualada en uno, el tercer juego pasó a ser “bisagra” para las aspiraciones de uno y otro en el certamen. Bolívar, poderoso de local, empujado por su gente comenzó mejor. Un Ace de Lucas Ocampo sobre el fondo de la cancha colocó a “Las Águilas” 5-3 en el set inicial. La diferencia se amplió cuando el opuesto Federico Pereyra apareció desde zona 1 (8-5). Buenos Aires se mantenía a flote con una sutileza de André Radtke por encima de los marcadores (9-7) y un efectivo bloqueo de Marcos Milinkovic sobre Pereyra (10-8) -el tercero del experimentado jugador en la primera parte del partido-. Guillermo García, por su parte, vivió un ambiente muy especial por su pasado “celeste” y por el clima enrarecido con sus ex compañeros y entrenador. El cordobés entró muy impreciso en el inicio y un largo remate suyo (12-8) generó que Waldo Kantor solicite tiempo para reacomodar al equipo.

El primer tanto de García recién apareció promediando el parcial, con un acertado tiro desde segunda línea, por encima del bloqueo (15-12). Por intermedio de otro gran bloqueo de Milinkovic, la visita igualó el set (17-17). Pero con un más que interesante aporte del central Sebastián Solé, con una definición desde su puesto y con dos saques ganadores consecutivos, el primero con complicidad del líbero Martín Meana, y el segundo con ayuda de la red, Bolívar se aventajó 21-17. Los locales pudieron mantener distancia y se llevaron el parcial, luego de un largo servicio de Gastón Giani (25-22).

En el segundo set las cosas fueron diferentes. Buenos Aires Unidos fue más sólido, ajustó el bloqueo y marchó siempre adelante. Justamente con bloqueos del cubano Ihosvany Hernández (3-5) y García (5-8), la visita marcó territorio. García mejoró respecto al primer capítulo y anotó 5 de los primeros 8 tantos de los bonaerenses.  También fue positiva la aparición de Giani que aportó dos tantos continuados con un bloqueo y un duro disparo que se desvió en los marcadores (8-14). Milinkovic confirmó su gran noche y aumentó su producción ofensiva. El experimentado capitán  sumó con un gran golpe al fondo del campo (11-16). Y dos bloqueos, uno de García y otro de Radtke, ubicaron a el conjunto “Naranja y negro” 11-18.

Bolívar no bajó los brazos y se acercó en el parcial. Un ace de Iván Castelani (14-18) y otro del armador Luciano De Cecco (20-21), con colaboración de la red, marcaron la remontada de los locales. Sin embargo, entraron en escena Milinkovic desde zona 1 (20-23) y Hernández con un efectivo bloqueo que picó sobre la línea lateral (20-24). Giani cerró el set (22-25) con un  potente remate al fondo, que se iba, pero Ocampo intentó jugarla, y la pelota terminó en las gradas.

“Las Águilas” se pusieron rápidamente 3-1 en el tercer parcial, tras una invasión de Firpo -pasó la mano hacia campo adversario-. Pero los dirigidos por Waldo Kantor volvieron a llevar las riendas del set. Punto profundo de Milinkovic (6-8) y servicio ganador de Sebastiñan Firpo -de gran tarea-, que no pudo recepcionar con comodidad Javier Filardi (7-10). El propio Firpo marcó “de segunda”, de espaldas a la red (14-19). La diferencia de cinco tantos en el marcador se mantuvo y con una potente entrada de Giani, que cruzó su tiro desde zona 4, liquidó el episodio 20-25.

Buenos Aires Unidos no aflojó en el cuarto parcial. Por el contratrio, los marpaltenses continuaron finos en ataque. Y por eso, se pusieron en ventaja tempranamente. El cubano Hernández limpió la  jugada y  definió al corazón del campo (4-8). Bolívar, incentivado por su gente, se recuperó e igualó Castelani (11-11) porque García no pudo levantarla bien -daba la impresión que la bola se iba afuera-. La paridad se estiró hasta la etapa de definición del set. Allí reaparecieron Milinkovic, que tiró fuerte al bloqueo (20-22), y Firpo, que nuevamente sorprendió de segunda (20-23), esta vez a una mano de frente a la red. Y con un largo remate de Filardi (20-24) y un disparo de Milinkovic de segunda línea, que murió en la defensa de Pablo Meana, la visita se llevó el cuarto acto (21-25) y selló una importante victoria.

Con este triunfo Buenos Aires le ganó a Drean Bolívar seis de las siete veces que se enfrentaron en la temporada -incluso le ganó en las dos oportunidades que visitó el República de Venezuela-. Y le cortó el vuelo a “Las Águilas” que venían de 23 victorias consecutivas como local en play offs -nunca habían perdido en la “era Weber”-. Pero más allá de toda estadística, el equipo de Kantor dio vuelta la serie -que comenzó perdiendo en Mar del Plata- y un resultado positivo el día sábado le daría el pasaje a la instancia decisiva.

Radtke, una buena lectura

En la previa de la visita de Buenos Aires Unidos a Drean Bolívar, el central brasileño, en declaraciones con la prensa, había marcado la importancia de realizar una buena tarea desde el bloqueo.  “Marcar presencia con el bloqueo”, alentaba Radtke. Claramente, el bloqueo fue uno de los pilares de los dirigidos por Waldo Kantor para la importante victoria de visitante. Por citar algunos, Milinkovic y Hernández obtuvieron 4 puntos cada uno por esa vía. El brasileño, por su parte, marcó dos puntos desde el bloqueo.

Homenaje a Víctor Tempo

Antes del encuentro, se homenajeó con un minuto de silencio al recientemente fallecido periodista santafesino del diario Crónica, Víctor Tiempo, especialista en vóley, quién cubrió la actividad durante más de 12 años.

La Unión le puso suspenso a la otra semifinal

Los formoseños vencieron como local a UPCN de San Juan por 3-0, con parciales de 25-18, 25-22 y 29-27,  en el estadio Cincuentenario, y le agregaron dramatismo a la serie. Igualmente los sanjuaninos marchan 2-1 arriba. El sábado se llevará a cabo el cuarto juego en también en Formosa.

Síntesis:

Drean Bolívar (1): Luciano De Cecco, Federico Pereyra, Gabriel Arroyo (capitán), Sebastián Solé, Javier Filardi, Lucas Ocampo y Pablo Meana (L).

DT: Javier Weber

Ingresaron: Iván Castellani, Juan Riganti, Jean Carlo Badalotti, Maximiliano Scarpín.

Buenos Aires Unidos(3): Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic (capitán), Ihosvany Hernández, André Radtke, Guillermo García, Gastón Giani y Martín Meana (L).

DT: Waldo Kantor

Ingresaron: Valentín Forastiero, Juan Finoli, Tomás Layus

Estadio: Complejo República de Venezuela – San Carlos de Bolívar (Buenos Aires)

Árbitros: N. Casado y L. Fuentes

Público: 1.800

Buenos Aires Unidos a toda máquina

El equipo impulsado por la Secretaría de Deportes provincial superó en sets corridos a Drean Bolívar e igualó la serie 1-1.

Por: Agustín Casa.

Foto: Sólida actuación del conjunto “Naranja y negro”.

Anoche, Buenos Aires Unidos jugó uno de sus mejores partidos del año y superó ampliamente a Drean Bolívar en sets corridos, con parciales de 25-22, 25-23 y 25-13, en el Coloso de Parque Luro. Una hora y once minutos le alcanzaron a los dirigidos por Waldo Kantor para igualar esta apasionante serie de semifinales 1-1. El máximo anotador del encuentro fue Guillermo García (11 puntos). Ahora, el cruce se mudará al estadio República de Venezuela (Bolívar) para el tercer y cuarto juego a disputarse los días jueves y sábado, respectivamente.

Luego de un partido vibrante el  jueves  con desenlace feliz para el campeón vigente, Buenos Aires Unidos necesitaba mejorar su juego para empatar la serie. Por lo visto, los jugadores entendieron el mensaje transmitido por  Waldo Kantor y encararon el segundo choque con mayor concentración desde el comienzo del mismo.  Los intérpretes de Bolívar también entraron a la cancha muy concentrados, razón por la cual ninguno de los equipos pudo sacar ventajas importantes en el inicio. Los locales comenzaron  imprecisos con el servicio y cometieron cuatro errores desde esa vía en la primera parte del primer set. Un ancho disparo de Marcos Milinkovic por zona 2 ocasionó la primera diferencia considerable en el marcador (10-13).  Kantor solicitó un “time out” y reordenó el plan de juego a sus jugadores. Buenos Aires lo dio vuelta (14-13) con cuatro puntos consecutivos, principalmente por equivocaciones del rival. Javier Weber, entrenador de los bolivarenses, intentó cortar la racha del oponente con su primer “tiempo muerto”, pero con un saque ganador de Gastón Giani y un certero tiro cruzado de Guillermo García (zona 2), que no pudo defender Luciano De Cecco, el conjunto representativo bonaerense se fue al descanso 16-13.

La visita se acercó tras un largo remate de Milinkovic (16-15) y en la jugada siguiente el propio capitán marcó su primer tanto (17-15).  En el cierre del capítulo inicial fue muy importante la tarea de García -máximo anotador del cotejo con 11 puntos, 5 en el primer set-. El cordobés pegó duro al bloqueo (18-15), tras una gran salvada de Milinkovic en primera instancia, y convirtió un ace para poner a Buenos Aires Unidos 21- 17. Federico Pereyra llamó al suspenso con un saque ganador (23-21), que complicó a Giani en la recepción. Pero dos largo servicios del propio  Pereyra (24-21) y Lucas  Ocampo(25-22) -Bolívar tuvo 8 errores por esa vía, contra cinco de Buenos Aires en el set inicial- inclinaron la balanza para los marplatenses.

En el segundo set, el equipo “Naranja y negro” mantuvo su nivel, la concentración y se adelantó en el tanteador en el comienzo. Milinkovic ejecutó un buen remate al centro, difícil de levantar para el líbero visitante Pablo Meana (5-2). Un corto servicio de Pereyra a la red (8-4) y una bella vaselina de Giani, que saltó desde segunda línea (zona 6), sobre el bloqueo a la carrera (10-6) confirmaron la ventaja local. Para colmo, Ocampo regaló un punto luego de tocar la red  (16-10) y Milinkovic definió con firmeza desde zona 1 (17-10). Bolívar arrimó un poco con un efectivo bloqueo de Gabriel Arroyo (20-17). Más tarde, un cruce de palabras entre el propio capitán bolivarense y García derivó en amarilla para ambos, y un punto para cada equipo (23-19). Weber pidió tiempo para acomodar a sus hombres. En ese pequeño descanso, Milinkovic pronunció palabras de aliento hacia sus compañeros. Ihosvany Hernández le dio duro a la bola por el centro (24-20). Sin embargo, “Las Águilas” concretaron tres tantos consecutivos con un buen bloqueo del brasileño Jean Carlo Badalotti Badá sobre el cubano Hernández (24-23).  Por fortuna, García logró cerrar el parcial con un certero disparo desde zona 4, que se desvió en el bloqueo y no llegó a salvar Meana (25-23).

El tercer set fue netamente anímico. Buenos Aires Unidos lo dominó de principio a fin. Los 1700 espectadores que se acercaron al club Once Unidos disfrutaron del buen juego desplegado por el equipo de Kantor. Por el contrario, Drean Bolívar jugó condicionado por la desventaja en el marcador -para tristeza del buen número de fieles que viajaron a acompañar al equipo-. Giani marcó un gran punto, luego de varias réplicas, para poner a los suyos 4-0 en el inicio.  Milinkovic apareció nuevamente en escena. Esta vez con tres saques ganadores seguidos, que complicaron las recepciones de Ocampo -en dos oportunidades- y de Badá para ampliar la brecha (9-2). Los locales, muy metidos, controlaron el set, fortalecidos por la gran cantidad de errores de los visitantes. García le pegó a la pelota desde zona 4, la misma se desvió en bloqueo y Meana no alcanzó a levantarla (19-12). El tanto del cordobés genero el último tiempo de la noche, por pedido de Weber. A partir de allí fue todo para los bonaerenses. Terrible bloqueo del brasileño André Radtke (24-13) puso el encuentro en “jaque”. Y Giani desde línea defensiva lo cerró con un potente tiro, que no volvió (25-13).

Buenos Aires Unidos obtuvo su quinto triunfo frente a Drean Bolívar en la temporada, rival al que enfrentó en seis oportunidades (5-1 en el historial), e igualó la semifinal 1-1. La serie ahora se muda a Bolívar. El estadio República de Venezuela será el escenario para el tercer y cuarto juego a disputarse los días jueves 7 y sábado 9 del corriente, respectivamente.

Serie encaminada para UPCN

Los sanjuaninos, en el otro cotejo disputado anoche, repitieron un 3-0 sobre La Unión de Formosa (25-22, 27-25 y 25-21), en el estadio Aldo Cantoni, y lideran el cruce de semifinales 2-0. Ahora, los formoseños están obligados a ganar sus dos juegos de local para estirar la serie a un quinto partido. De lo contrario, UPCN avanzará a la final del certamen.

Síntesis:

Buenos Aires Unidos (3): Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic, Ihosvany Hernández, André Radtke, Gastón Giani, Guillermo García y Martín Meana (L)

DT: Waldo Kantor

Ingresaron: Valentín Forastiero, Tomás Layús y Juan Ignacio Finoli

Drean Bolívar (0): Luciano De Cecco, Federico Pereyra, Gabriel Arroyo, Sebastián Solé, Lucas Ocampo, Javier Filardi y Pablo Meana (L)

DT: Javier Weber

Ingresaron: Iván Castellani y Badá

Árbitros: Carlos Montero y Mauricio Lueje

Estadio: Once Unidos

Público: 1700 espectadores

Buenos Aires Unidos no pudo con el defensor del título

Drean Bolívar superó al conjunto “Naranja y negro” en el tie break y se adelantó 1-0 en la serie.

Por: Agustín Casa.

Foto: Buenos Aires Unidos dio batalla pero Drean Bolívar se lo llevó en el final.

Buenos Aires Unidos cayó ajustadamente frente a Drean Bolívar por 3-2, con parciales de 17-25, 21-25, 25-19, 25-23 y 13-15, en el Coloso de Parque Luro, por las semifinales de la Liga Argentina de voleibol. La figura del encuentro fue el punta-receptor Lucas Ocampo con 33 puntos (máximo anotador del cotejo). Con este triunfo, “Las Águilas” lideran la serie 1-0.

Buenos Aires Unidos y Drean Bolívar protagonizaron un duelo vibrante desde donde se lo mire. En el estadio se vivió un clima de “clásico” constante. Alrededor de 1500 personas se acercaron al club Once Unidos para ver  vóley argentino de primera línea y los intérpretes no fallaron. Luego de un comienzo prometedor para los locales con un remate cruzado al centro del campo de Marcos Milinkovic (6-2), Javier Weber solicitó un tiempo muerto para reorganizar a sus dirigidos. La visita igualó en 8 y encontró su mejor juego. Con un efectivo bloqueo de Gabriel Arroyo sobre Milinkovic, “Las Águilas” pasaron al frente (8-9). Luciano de Cecco “de segunda” (9-12) y Sebastián Solé por el centro (12-16) estiraron la ventaja. A la vuelta del descanso, Bolívar ganó un punto anímico, una jugada larguísima, con buenas defensas de ambos lados, y que cerró Federico Pereyra desde zona 2 -Milinkovic no pudo salvarla-(13-17). Los bolivarenses mantuvieron la solidez  y se llevaron el set inicial 17-25, tras un saque enviado a la red por Rodrigo Ronda.

El conjunto conducido por Javier Weber aprovechó el envión del primer capítulo. Rápidamente sacó diferencia de cuatro, a través de los bloqueos de Pereyra (2-6) y Lucas Ocampo (4-8). Buenos Aires levantó tras el primer tiempo técnico e igualó con un servicio ganador de Guillermo García (9-9). Sin embargo, Drean Bolívar capitalizó el buen momento de sus puntas y volvió al frente en el parcial. Ocampo definió con potencia al fondo de la cancha (14-16). Nuevamente De Cecco sorprendió “de segunda” (16-19). Y Ocampo sentenció el episodio 21-25 con un tiro cruzado al fondo del terreno.

A diferencia de los sets anteriores, y más en sintonía con los últimos antecedentes entre ambos equipos esta temporada, Buenos Aires Unidos manejó los hilos del tercero.  El ingreso de Enrique Laneri por Gastón Giani, al comienzo del acto, benefició al equipo en ataque. Los de Kantor consiguieron ventajas importantes apenas saltaron del  banquillo. Milinkovic remató al corazón del campo (5-1) y Weber pidió tiempo para reducir la brecha. Los locales mantuvieron la distancia gracias a un largo saque de Pereyra (8-3). El mismo Pereyra volvió a ejecutar un servicio malo, esta vez a la red (16-11). Milinkovic venció al bloqueo (19-13). Y el propio Milinkovic definió al hueco (25-19) para descontar un set.

El conjunto “Naranja y Negro” empezó mejor en el cuarto parcial. Parecía que continuaría la tendencia del set anterior, pero hubo mucha paridad en el desarrollo. Aunque, con un Buenos Aires protagonista. Laneri la hizo desviar en el bloqueo (8-6) y luego tiró cruzado (10-6). De Cecco pegó dos servicios ganadores consecutivos (12-11), el segundo con complicidad de la red picó sobre la línea lateral.  Los visitantes pasaron al frente como consecuencia de dos errores ofensivos de García y Milinkovic (13-15). Por fortuna, Javier Filardi tocó la varilla y Buenos Aires Unidos empató 15-15. El local se aventajó por medio de Radtke que interceptó la bola en la red, se desvió en un rival y salió afuera (16-15). Muchos errores desde el saque en ambos equipos, sobre todo en Bolívar, generaron incertidumbre sobre el final del set. Pero Ocampo tocó varilla (23-20) y ancho remate de Pereyra el sirvió el set a Buenos Aires 25-23.

Todo el nerviosismo se trasladó al tie break, con un desarrollo muy cerrado, punto por punto. Filardi aplicó un gran bloqueo sobre Milinkovic (4-6). Dos errores consecutivos de la visita permitieron a los marplatenses igualar en 6. En este lapso predominaron las imprecisiones, producto del clima tenso presente en la cancha y el estadio. Ocampo -máximo anotador y figura con 33- marcó dos punto seguidos y Bolívar sacó una ventaja importante (9-12).  Un saque ganador de Milinkovic (12-13) permitió soñar ala parcialidad local. Para colmo, Arroyo bloqueó a Milinkovic (12-14), luego de un punto largo muy emocionante. Ihosvany Hernández estiró el suspenso desde el bloqueo (13-14). Y Arroyo por el centro le dio la victoria a “Las Águilas” (13-15).

Drean Bolívar superó por primera vez en el historial a Buenos Aires Unidos -vencedor en los cuatro antecedentes de esta temporada-. Con este triunfo, los bolivarenses están 1-0 arriba en la serie, que continúa este sábado.

UPCN a paso firme

Los sanjuaninos derrotaron sin inconvenientes a La Unión de Formosa en sets corridos, con parciales de 25-15, 25-20 y 25-18, en el estadio Aldo Cantoni de la ciudad de San Juan. UPCN lidera la serie 1-0.

Síntesis:

Buenos Aires Unidos (2): Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic, Ihosvany Hernández, André Radtke, Guillermo García, Gastón Giani y Martín Meana (L)

DT: Waldo Kantor

Ingresaron: Enrique Laneri, Juan Ignacio Finoli, Rodrigo Ronda, Tomás Layús y Valentín Forastiero

Drean Bolívar (3): Luciano De Cecco, Federico Pereyra, Gabriel Arroyo, Sebastián Solé Javier Filardi, Lucas Ocampo y Pablo Meana (L)

DT: Javier Weber

Ingresaron: Iván Castellani, Badá

Estadio: Once Unidos.

Árbitros: Gustavo Sánchez y Cristian Chunco.

Público: 1500 personas